Creciendo

Inicio>Creciendo>El aceite de oliva

El aceite

de Oliva

En Manzanilla Olive sacamos el mejor partido a las aceitunas de mesa tradicionales de Sevilla, pero también apostamos por la producción del derivado primigenio de la aceituna, el aceite de oliva.

Las razones por las que domesticaron los primeros olivos fue porque se conoció que había un árbol de cuyos frutos se podía extraer una sustancia que tenía gran variedad de usos.

Los frutos maduros prensados desprendían un denso líquido que servía como combustible, lubricante o como alimento y conservante, e incluso servía para la higiene personal aplicándose sobre la piel o para hacer jabón.

Esto hizo que la aceituna y el aceite de oliva hayan sido a lo largo de los tiempos protagonistas en muchas civilizaciones y objeto del desarrollo de economías como la Andaluza.

Pero es indiscutible que el reconocimiento internacional del que goza hoy en día el aceite de oliva es su uso como alimento. Muy extendido en las culturas mediterráneas, el aceite de oliva está cada vez más presente en otras sociedades, incorporándose en multitud de recetas y platos.

El aceite de oliva es reconocido por su contribución a nuestra salud, gracias a su valor como antioxidante natural, por su contenido en vitaminas E y K y por sus ácidos grasos beneficiosos.

Productos

En Manzanilla Olive producimos Aceite de Oliva siempre obtenido por procedimientos mecánicos. Para ello empleamos diferentes variedades de aceituna: Manzanilla de Sevilla, Picual, Hojiblanca, Verdial, y Lechín.

Aceite de Oliva Virgen Extra

De categoría superior. Posee un excelente aroma y sabor. Su acidez es inferior a 0,80 grados.

Aceite de Oliva Virgen

Ofrece buen aroma y sabor y una acidez inferior a 2 grados.

Y como en el resto de productos, nuestro aceite de oliva también está sometido a controles de calidad, obteniendo las siguientes certificaciones: